Sigue a Art-Educ

El Beso.

1907-1908, óleo sobre lienzo, 180 x 180 cm.
Viena: Österreichische Galerie.

 

Klimt representa a una pareja de amantes unidos por el beso y un abrazo que se convierte en una especie de bloque indestructible. Esta sensación se ve aumentada por la tela que envuelve a los protagonistas, que parecen encontrarse en un cosmos que los aleja del mundo real.
La situación idílica de los dos cuerpos en un prado lleno de flores, símbolo inequívoco del paraíso y la libertad de acción, queda rota por la amenaza latente del precipicio en el que ya están los pies de la mujer.

Escanea con Aurasma la imagen o pincha sobre ella para ver el contenido extra.